Blog

Cómo guardar las joyas de plata para conservar su mejor aspecto

Cuando se tienen joyas de plata debemos cuidarlas para que estén siempre en el mejor estado posible y luzcan como el primero de los días. Pero… ¿Sabes cómo guardar las joyas de plata para que no se estropeen?

Cuidar joyas de plata no es complicado, lo que te permitirá conservar el aspecto nuevo de tus pulseras, anillos, pendientes, etc., así siempre estarán listas para ponértelas en cualquier momento, en cambio, si no lo haces, corres el riesgo de que se ensombrezcan o adquieran un tono oscuro.

En Joyería Biendicho te contamos por qué se manchan y cómo guardar las joyas de plata para que esto no suceda.

¿Por qué se mancha la plata?

La plata no se oxida como otros metales, sino que pierde su brillo o bien, como se afirma de forma coloquial, la plata con el tiempo “se pone negra”.

La plata es un metal noble por lo que no reacciona como el resto elementos, no puede oxidarse, sin embargo, cuando el sulfuro de plata se pone en contacto con el aire, reacciona con el azufre que se halla en la atmósfera, formando un compuesto que se deposita sobre nuestra joya y que, transcurrido un tiempo, se oscurece.

Ten en cuenta que el hecho de que la plata se oscurezca no implica que sea de mala calidad, ni que se haya estropeado; sencillamente es algo totalmente normal hablando de este metal.

Otros factores que pueden obscurecer la plata son los productos que nos ponemos en la piel: perfumes, maquillajes, cremas, etc, o el propio sudor. Al contacto con el metal de una forma continuada hacen que al final pueda acabar oscureciéndola.

Y también factores que inciden en el oscurecimiento es exponer tus joyas a largos periodos bajo el sol, la luz artificial, o el mar. Así como también, productos de limpieza abrasivos puede generar el ennegrecimiento de la plata.

Además de esto, el PH (índice de acidez) de la piel puede tener determinadas peculiaridades que generan un oscurecimiento veloz de la plata. Por este motivo alguna pieza se te puede poner negra a ti y a una amiga tuya no.

¿Cómo guardar las joyas de plata?: Consejos.

Si queremos evitar que las joyas de plata que tengamos pierdan su brillo y puedan mantener su belleza, podemos llevar a cabo ciertas acciones que nos aseguran una conservación óptima de nuestras joyas de plata. 

Debes comprender que, si el inconveniente principal es que se oscurece cuando está en contacto con el aire, es esencial localizar un lugar adecuado para guardarla y evitar que esto ocurra.

Es esencial que para eludir la oxidación guardemos las joyas en un sitio fresco y seco. Y, a ser posible, que el cierre sea hermético.

No necesitas gastarte una gran suma de dinero en un joyero, pero, eso sí, escoge uno que esté forrado con alguna lona suave en su interior.

De esta manera tus joyas estarán mucho más cuidadas. El objetivo de conservar tus joyas de esta manera es que la plata no entre en contacto con el exterior para evitar la citada oxidación.

Asimismo, es esencial que cuando se tengan muchas joyas diferentes, sean guardadas en bolsas de plástico individuales.

Con esto evitaremos que se terminen rayando entre ellas por el roce. Además de esto, hay que tratar de exponer la plata lo mínimo posible a agentes externos como materiales alcalinos, perfumes, cremas, cloro, etcétera.

Evita la humedad. No solo es esencial que vuestras joyas estén en un joyero con cierre hermético y separadas en bolsas de plástico individuales, es igualmente esencial es el sitio donde vais a dejarlas.

Desaconsejamos que las guardéis en el baño. La humedad puede dañar el oro y la plata. De ahí que sea conveniente poner vuestro joyero o bien caja con joyas en lugares secos. En un espacio donde los cambios de temperatura no sean bruscos de tal modo que se mantengan estables.

Joyas de plata

Cómo cuidar la plata en tu día a día

Finalmente, no hay que olvidarse de adecentar la plata frecuentemente. Podemos hacerlo con un jabón neutro y agua, sumergiendo las piezas durante unos diez minutos. 

Acto seguido puedes pulirla con un cepillo dental de cerdas suaves para poder retirar la suciedad. A continuación, pondremos la joya sobre un paño absorbente y, utilizando un secador con aire templado, secaremos la pieza y la guardaremos sin rastro de humedad.

Ten en cuenta que, si tus joyas son muy delicadas o tienen diseños complejos, es aconsejable llevar las piezas a una Joyería para poder efectuar una limpieza completa con ultrasonido. Este sistema consigue una limpieza total que va a dejar tu joya como nueva.

Si quieres saber más sobre cómo guardar joyas de plata o si buscas un modelo para ti o para regalar en Joyería Biendicho en València podemos ayudarte a escoger ese regalo inolvidable.